Magdalenas de vainilla y chocolate con nueces

Ingredientes para 12 unidades:

250 gr harina

4 huevos

90 gr azucar

una vaina de vainilla /extracto de vainilla

180 gr de aceite de oliva (puede ser también de girasol)

1 sobre de levadura en polvo

un pellizco de sal

50 gr de pepitas de chocolate

60 gr de nuez picada

Preparación

Tiempo: 20 minutos Reposo: 30 minutos Cocción: 15 minutos Total: 65 minutos

Comenzamos por batir los huevos con el azúcar. Una vez terminado incorporamos el aceite y mezclamos.

Añadimos a la mezcla la vainilla que hemos extraido de la vaina ( o en su caso el extracto de vainilla),  la harina y levadura tamizadas, es decir, pasándolas por un colador para que los grumos se deshagan. Volvemos a batir hasta que no quede ningún grumo.

Ahora viene el paso más importante, y es que si queremos conseguir el preciado copete, es necesario que dejemos la masa reposar. Es suficiente con que dejemos la masa unos 30 minutos en la nevera.

Una vez enfriada la masa, precalentamos el horno a 220 grados, y mientras se va precalentando, terminamos de preparar las magdalenas.

Añadimos a la masa las nueces y removemos bien.

A continuación preparamos los moldes. Mi recomendación es colocar los moldes de papel sobre una bandeja de horno con forma para magdalenas.

En este caso he utilizado para las magdalenas de vainilla un molde para 6 unidades, y para las de chocolate capacitos de papel en los capacitos de silicona.

Empleamos masa para cubrir 3/4 partes del molde. Una vez llenados los seis primeros moldes, añadimos las pepitas de chocolate a la masa restante y removemos. Llenamos los siguientes 6 moldes o, como en mi caso, 8 pues me salieron dos magdalenas más.

Insertamos la bandeja en el horno por 10 minutos, y pasados éstos bajamos la temperatura a 200 grados y dejamos 5 minutos más.

Estarán listas en cuanto se empiecen a dorar ligeramente. Podemos comprobar metiendo un palillo y comprobando si sale limpio.

Una vez terminadas sacamos las bandejas del horno y las dejamos reposar en una rejilla.