¿funciona la depilación láser en casa?

24.12.2019

Te preguntas si la depilación láser es más efectiva que la depilación tradicional, todavía no estás segura de si vale la pena invertir tanto tiempo y dinero en una depiladora láser, o si por el contrario vale la pena gastarse un dineral e ir a una clínica de estética donde te hagan la depilación láser. 

Todas estas preguntas y muchas más nos las hemos hecho la mayoría de nosotras. Y, en mi caso, hace ya unos cuantos años, después de buscar durante muchas y muchas horas información, no siempre encontré la respuesta. 

A continuación os relato mi experiencia, los errores que hice, el método por el que finalmente me decidí, y cómo me ha ido. 

En primer lugar tengo que decir, que antes de plantearme comprarme una depiladora láser para hacer en casa, he utilizado prácticamente todos los métodos de depilación que existen, y esto incluye decolorar el vello, aunque me resulte algo embarazoso admitirlo. 

Soy morena, de pelo negro como el carbón y piel muy clara. He tenido desde siempre mucho vello por todo el cuerpo, lo que en algún momento se convirtió no solo en una molestia sino también en una obsesión. 

Recuerdo que hace algo más de 10 años leí por primera vez que existían las depiladoras láser para casa en América, que estaban dando muy buenos resultados, había valoraciones muy buenas de los usuarios, pero los precios eran todavía muy elevados para mi bolsillo. A partir de ese momento me dediqué a seguir la evolución de estos productos con la esperanza de que un día llegaran al mercado español y a un precio menor. Así fue como en 2012 compre mi primera depiladora láser, una depiladora de la marca Tria Beauty, una de las mejores del mercado en aquellos momentos. 

Para aquellos que no las conozcan, es una depiladora láser con uno de los máximos niveles de potencia del mercado para casa, con una batería que dura aproximadamente 30 minutos y con un cabezal de aproximadamente 1,5 cm de diámetro. 

A partir de entonces me dediqué a hacerme el cuerpo entero durante los fines de semana, todo tal y como viene en las instrucciones. 

Para hacer la depilación láser lo primero que hay que hacer es rasurarse la zona a depilar con cuchilla y seguidamente proceder con la máquina láser. Al principio recuerdo tener problemas para saber qué zona estaba tratada y qué zona sin tratar, pues aunque después de dar los disparos se puede enrojecer la zona ligeramente, pasados unos minutos no se nota nada. En algún foro leí que se puede dibujar con un lápiz blanco, por ejemplo de ojos, la zona que vayamos a tratar. Así que después de rasurarme las piernas me acostumbré a trazarme líneas para ir siguiendo las zonas que quería tratar. 

Esta depiladora tiene 5 niveles de potencia que se pueden adaptar, y he de decir, que al principio tuve que usar la potencia en los dos niveles más bajos porque hacía mucho daño. Posteriormente en cada depilación pude ir subiendo los niveles, hasta mantenerme en el 5, en el que en la mayoría de las zonas ya no me hacía daño. 

Me había propuesto acabar con todo el vello de las cejas para abajo, pero enseguida me tuve que reorientar y fijarme objetivos más realistas, pues la depilación me llevaba mucho tiempo. A partir de ese momento dejé de hacerme los brazos. 

Al tener un cabezal tan pequeño, aproximadamente 1,5 cm de diámetro, se necesita mucho tiempo para acabar una zona. Además, el hecho de que funciona a batería, que  la batería dura aproximadamente 30 minutos y que entre sesión y sesión tenemos que esperar unas dos horas para que se cargue la batería,  dan como resultado que para hacerme una sesión entera de piernas necesitara varias horas. 

Lo cierto es que seguí con las sesiones durante aproximadamente año y medio, las sesiones las hice tal y como está indicado en las instrucciones, si bien, a medida que pasaba el tiempo dejé pasar más y más tiempo del recomendado entre sesión y sesión. Además hay que unir que durante dos veranos no hice sesiones, debido a que no es buenos que dé el sol en la zona tratada. 

Aproximadamente dos meses  después de haber empezado a tratarme comencé a ver los primeros resultados, el pelo de las piernas se caía y aparecían pequeñas zonas sin vello. Si bien  tengo  que decir, que se me hizo largo, pues el proceso me conllevaba cada vez bastantes horas. Al transcurrir el año y medio  tenía aproximadamente un 60% menos de vello que antes de comenzar.

A partir de ahí, me mudé de casa y de país, y por la simple razón que no quería tener problemas en aduanas (como había leído en algún foro que le pasó a alguna persona) al llevar la máquina de depilar, pues la dejé.

A partir de entonces estuve bastante tiempo sin darme sesiones, eso sí, seguí rasurándome las piernas, hasta que vi la necesidad de buscar una solución más duradera, pues el pelo que aún tenía se volvía obviamente más fuerte después de rasurarlo. 

Fue entonces cuando me compre la depiladora IPL-Beurer, una depiladora mucho más pequeña que la anterior, con un cabezal mucho más grande y que funciona a cable.

Continué mis mis sesiones con la nueva depiladora láser, pero esta vez de una forma muchísimo más cómoda y rápida. La depiladora es tan pequeña y pesa tan poco, que las sesiones se vuelven muy cómodas de realizar. 

Como resultado, aunque noté que le vello de las piernas se mantenía después de rasurarme, incluso tardaba más en salir, no noté que el pelo se cayera o que tuviera mucho menos. Mi opinión es que me lo mantuvo. Las sesiones eran cómodas y rápidas, y el vello no fue a más, lo que es muy práctico. 

Lo cierto es, que esta depiladora pertenece a una gama muy inferior a la depiladora láser anterior, pagué por ella mucho menos, y por tanto, no se pueden esperar los mismos resultados. 

En esta situación me acomodé durante aproximadamente dos años, hasta que me decidí a buscar en internet las opciones que había en el mercado, en busca de una depiladora efectiva y cómoda de aplicar. 

Fue entonces cuando descubrí la depiladora Braun Silk-Expert Pro 5, en mi opinión la mejor que había en esos momentos, y que estaba dando unos resultados muy positivos a los usuarios. 

Como seguía decidida a acabar con el vello de todo el cuerpo de forma permanente, me decidí a comprarla. 

El resultado, incluso después de solo la primera sesión noté cómo el vello disminuía, algo que no me había pasado con las dos anteriores. Los resultados se notan sesión a sesión en piernas y brazos. Si bien he de decir que por lo menos a mí, en las axilas no me han dado resultados, ninguna de las tres, creo que tengo tanto vello como al principio.

Actualmente tengo aproximadamente el 10% del vello que tenía cuando empecé, si bien ya no hago las sesiones como las debería hacer, pues para tan poco vello me da pereza. Si tuviera que volver a decidirme por una opción, elegiría sin duda de nuevo el láser en casa. 


Últimas publicaciones en nuestro blog corporativo

Lee lo nuevo de esta semana
 

Hace tiempo que circulan listas con los libros más vendidos en el mundo. En esta ocasión quiero compartir con vosotros el listado actual e invitaros a comentarnos qué libros ya habéis leídos.

Te preguntas si la depilación láser es más efectiva que la depilación tradicional, todavía no estás segura de si vale la pena invertir tanto tiempo y dinero en una depiladora láser, o si por el contrario vale la pena gastarse un dineral e ir a una clínica de estética donde te hagan la depilación láser.

Nos encontramos de nuevo a fin de año, momento ideal para reflexionar cómo nos ha ido durante el año, dónde podemos mejorar, dónde nos equivocamos y momento también oportuno para proponernos objetivos que cumplir para el año que viene.